Archivo del blog

domingo, 15 de agosto de 2010

Rey de nada

Cariño mío de mi corazón, tengo que decirte una cosa.
Eres rey, sí, un monarca absolutamente fantástico... El problema es que eres el Rey de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario